Fue este jueves en la puerta del taller que tienen Jorge, de 50 años, y su hijo. El violento cliente siguió a la víctima envuelta en llamas, que se arrojó a una zanja, y continuó el ataque a golpes. El hombre permanece en el Heca en estado reservado

Ir a la fuente
Autor: Claudio de Moya

Powered by WPeMatico