Una causa por una casa usurpada, una presunta estafa inmobiliaria por una venta y un ataque a balazos contra una familia, derivó en una investigación que dejó detenidos a un letrado y a tres policías. Además, hay un gestor inmobiliario con pedido de captura

Ir a la fuente
Autor: Carina Ortiz

Powered by WPeMatico