A la histórica sigla que se utilizó para identificar a la diversidad sexual, se fueron agregando letras . ¿Cuántas formas de nombrarnos tenemos? ¿Cuántas más llegarán en el futuro? Un debate acerca de los desafíos de construirnos por fuera de la norma binaria y heterosexual

Ir a la fuente
Autor: Martín Paoltroni

Powered by WPeMatico